Saltar al contenido

Pasos para poder hackear una cuenta de Facebook

Ya sea como venganza, o simplemente por cotillear las conversaciones, seguro que en más de una ocasión hemos pensado en hackear el Facebook de alguna persona de nuestro entorno, incluso hasta puede que nosotros hayamos sido víctima de algún tipo de metodología para que un hacker se hiciera con nuestra cuenta en esta red social.

En este artículo vamos a analizar algunos de los métodos que todavía funcionan para que sepas cómo hackear Facebook. Sin embargo, antes de hacer nada debes de tener muy claro que aplicar estos métodos sobre la cuenta de una persona es completamente ilegal, por lo que podrías tener problemas de importancia si lo haces. Los métodos son solo orientativos; más bien una medida de protección para evitar que te puedan llegar a hackear tu cuenta.

¿Qué es exactamente hackear Facebook?

Aunque pueda parecer algo fácil de entender, lo cierto es que cada persona tiene una idea diferente sobre lo que es hackear Facebook.

El objetivo principal de cualquier método para hackear esta red social, o cualquier otra, es hacernos con los datos de acceso de una víctima (es decir, que nos convertiremos en el dueño de su cuenta, aunque sólo sea de manera temporal.

Por lo general, los métodos para saber cómo hackear Facebook se nutren de algunas vulnerabilidades que hay en la red social. Los administradores de la misma revisan el código para encontrarlos y solucionarlos de cara a una nueva revisión.

¿Realmente se puede hackear Facebook?

Teniendo en cuenta que no todo en Internet es lo que parece, tendríamos que empezar preguntándonos si realmente se puede hackear Facebook. Si hacemos una búsqueda relacionada en Google, lo primero que encontraremos serán millones de entradas relacionadas. ¿Quiere decir ésto que Facebook es vulnerable?

Si y no. Lo cierto es que muchas de estas páginas son fraudulentas: lo más habitual es que nos ofrezcan algún tipo de programa que no funciona; y es que, o bien nos cobrarán por algo que no va, o bien directamente seremos nosotros las víctimas del hackeo cuando introduzcamos nuestros datos personales en la aplicación.

La forma más habitual para hackear Facebook es a través de lo que se conoce como un exploit. Estamos hablando de un recurso que no es más que un trozo de código que ha sido escrito por profesionales del mundo de la programación con el objetivo de aprovechar las vulnerabilidades que hay en la red social. Suelen encargarse de abrir una página adicional en la que el usuario tendrá que poner sus datos; una vez que lo haya hecho, éstos llegarán de forma cómoda al mail del hacker, por lo que tan sólo tendrá que usarlos para entrar.

Ahora que ya tenemos claro qué es hackear Facebook, vamos a ver algunos de los principales métodos relacionados.

Los mejores métodos para averiguar cómo hackear Facebook

Hackear Facebook teniendo acceso al correo de la víctima

Para iniciar este método lo único que habrá que hacer es averiguar el correo de la cuenta a la que vamos a atacar; además, el nombre de usuario también debería de estar disponible porque, de lo contrario, no funcionará. El hacker creará el correo falso, intentará iniciar sesión en la red social, usará ese correo y la dará a la opción de “Olvidé mi contraseña”.

Lo único que tendrá que hacer es iniciar sesión en el mail para hacerse con el código en cuestión. De esta forma, podrá introducirlo en la casilla correspondiente y cambiar la clave por una nueva.

Así no sólo se podrá acceder a los mensajes de la víctima, sino también quedarte por completo con su cuenta.

Hackear Facebook teniendo acceso al navegador Firefox del PC de la víctima

Este truco también es bastante sencillo, pero necesitamos tener acceso físico al PC en el que se encuentra la cuenta de Facebook en cuestión.

Se considera un buen método por si queremos saber la clave de la cuenta de nuestra pareja, de un familiar o de un amigo, pero desde luego no de una persona que vive a cientos de kilómetros de distancia. También hace falta otro requisito obvio: debe de iniciar sesión en Facebook a través del Firefox.

Si se cumplen todos estos requisitos, simplemente habrá que abrir el navegador y acceder a las opciones de “Seguridad”. Pulsamos en el apartado de “Credenciales guardadas”, en el que encontraremos una valiosa información de todas las contraseñas que se usan de forma habitual. Buscamos el apartado Facebook, le damos a “Mostrar Contraseña” y ya habremos desvelado el secreto.

Una buena forma de espiar las conversaciones sin que nadie sepa que hemos tenido acceso a la cuenta.

Hackear la cuenta de Facebook con Google Chrome

¿Se puede hacer lo mismo en Google Chrome? Teniendo en cuenta que este navegador de Internet es ahora mismo de los más utilizados, hay muchas más posibilidades de que la víctima lo utilice. Y si, existe un método para poder ver las claves almacenadas en este software.

Accedemos al ordenador de la víctima, abrimos el Google Chrome y nos vamos a la opción de “configuración” -> “Mostrar configuración avanzada”. De entre todas las extensas opciones que nos van a aparecer, a nosotros tan solo nos interesa el apartado de “contraseñas y formularios”->”Administrar contraseñas”.

De la misma manera que en el procedimiento anterior, nos aparecerán todas las páginas que se visitan en ese equipo con su correspondiente contraseña. Simplemente hacemos click en Facebook y le damos a “Mostrar”. La clave se desvelará sin asteriscos (*) y será nuestra.

Pero teniendo en cuenta que lo normal no es que tengamos acceso al PC de la víctima, estos métodos muy probablemente no nos vayan a servir para nada.

Es por ello, por lo que vamos a aumentar un poco la complejidad de otros métodos que nos ayudarán a aprender cómo hackear Facebook.

Hackear Facebook con Revealer Keylogger

Revealer Keylogger es un programa que nos puede ayudar con nuestro objetivo. Sin embargo, existen muchos keylogger completamente funcionales, por lo que podemos ir probando con varias opciones hasta que encontremos uno que nos dé la clave.

El objetivo del programa es captar todos los movimientos que la víctima hace en su ordenador (por lo general, las teclas que está tocando), aunque también se encarga de monitorizar sus conexiones de tipo PSN; tanto entrantes como salientes.

Este método no difiere mucho de los anteriores, y es que habrá que instalar el software en el PC de la víctima. En cuanto lo hayamos hecho, el programa irá mandándonos toda la información que se vaya recopilando, por lo que nosotros tendremos que estar atentos a que corresponde cada pulsación

Hackear Facebook a través de las cookies

El método de saber la contraseña a través de las cookies es de los más populares a día de hoy. Para empezar con el mismo, tan sólo habrá que conectarse a la red WiFi de la casa en la que resida la persona a la que le vayamos a hackear su cuenta (algo muy fácil de lograr). En este caso nos vamos a convertir en lo que se conoce como un MITM (men in the middle); en otras palabras, en un usuario intermediario que se encargará de captar la información que circula entre el PC víctima y el router.

Lo único que necesitaremos hacer es entrar al panel de desarrollador del navegador y dar click en el apartado de cookies (ésto lo podemos hacer directamente con el atajo de teclado control+shift+i). Nos quedamos con una captura de esa información y nos llevamos el archivo resultante a otro ordenador (recuerda que debe de estar en la misma red WiFi).

Existen muchas aplicaciones que nos permiten usar las mismas cookies, a través de las cuales podremos acceder a la red social como si fuéramos la víctima.

¿El problema de este método? Pues que las cookies tan solo son temporales; es decir, que en el momento en el que la víctima cierre su cuenta, estas van a cambiar. Es por ello, por lo que tenemos que ser muy rápidos. Muchos hackers se aprovechan de este método para acceder a la cuenta de Facebook de la víctima y hacer el cambio pertinente de contraseñas.

Puede funcionar simplemente para leer contraseñas, pero ten en cuenta que las vas a tener que cotillear a la velocidad de la luz.

Método para hackear Facebook utilizando Backtrack

Backtrack es un sofisticado sistema operativo que tiene su base en Unix/Linux, y que fue diseñado precisamente con la intención de hacer pruebas de seguridad para encontrar vulneraciones de diferentes estructuras. Si sabemos controlar sus funciones, no solo podemos usarlo para aprender cómo hackear Facebook, sino que también puede ayudarnos a entrar en redes personales o públicas, o en el interior de ordenadores.

Cuenta con un sinfín de aplicaciones que analizarán el sistema en cuestión y buscarán una vulneración o puerta trasera.

¿Y cómo funciona? Básicamente crea una web clon que servirá para engañar a nuestra víctima. Ella entrará en Facebook como lo hace habitualmente y rellenará sus datos sin darse cuenta de que no es la página de siempre. En cuanto lo haga, Backtrack recopilará toda esta información y nos la mandará.

La gran ventaja del método es que podemos estar seguros de que la otra persona no va a sospechar nada. Y es que, aunque la página no sea real, cuando teclee los datos le llevará a la web de Facebook original, incluso hasta iniciará sesión en ella automáticamente para evitar que se dé cuenta del engaño.

Eso sí, las herramientas de Backtrack no son intuitivas de manejar: se requerirá de mucho tiempo para dominarlas, así como de un determinado nivel de conocimientos.

Estos son los métodos más habituales que se utilizan a día de hoy para hackear Facebook.

Si temes que tu cuenta pueda estar en peligro por alguno de ellos, sigue leyendo para descubrir cómo la puedes proteger.

¿Cómo puedo proteger mi cuenta de Facebook ante el ataque de un hacker?

Cuidado con los programas que descargas

¿Sabías que la gran mayoría de las personas que buscan hackear el Facebook de otra persona terminan con su propia cuenta hackeada? Y ésto tiene su razón de ser: son tantas las ansias de hacerse con su cuenta que se terminan descargando cualquier tipo de aplicación.

Como ya hemos visto, se puede hackear Facebook, pero no es algo que vayamos a conseguir en cuestión de segundos o con tan solo hacer clic en un botón.

Si te bajas un software que no te termina de convencer, lo mejor que puedes hacer es eliminarlo cuanto antes. Y es que, aunque no te pida tu contraseña, puede estar haciendo un barrido de tu PC para extraer todos los datos personales de un plumazo.

Antivirus

Los antivirus nos protegerán de la mayoría de los keyloggers, troyanos, así como cualquier tipo de malware relacionado.

De aquí la importancia de no solo hacernos con un buen antivirus, sino también de mantenerlo actualizado en todo momento.

Evaluación de contraseñas

Hay estudios que concluyen que muchas veces no hace falta ni hackear la contraseña para entrar en la cuenta de una persona, ya que la mayoría de nosotros utilizamos un pass muy sencillo. Algunos de los más simples son ‘1234’, ‘4321’, claves que tienen que ver con nuestro nombre, fecha de nacimiento, DNI, etc.

Es crucial que la clave que estamos usando en Facebook no tenga ningún tipo de dato personal; si es así, cualquier persona de nuestro entorno con un poco de tiempo e inteligencia, podría dar con la clave en cuestión de segundos.

Elige una contraseña que tenga un mínimo de 8 caracteres, que combine tanto mayúsculas como minúsculas, así como números y algún carácter especial (del estilo $, %, /, &…).

Además, por muy segura que creas que es tu contraseña, renuévala regularmente cada 3 meses más o menos y así será infranqueable.
Estos son los principales métodos para hackear Facebook.