Saltar al contenido
Consejos para aprender a espiar

Aprende a hackear Pokémon Go con estos sencillos pasos

‘Pokémon Go’ fue uno de los juegos estrella del pasado 2016, con un sistema completamente revolucionario a través del cual personas de todo el mundo tenían la posibilidad de atrapar Pokémon en el mundo real, utilizando tecnología de realidad virtual + GPS. En este caso ya no valía con quedarnos en nuestra casa y esperar a que estos monstruos de bolsillo empezaran a aparecer, sino que tendríamos que desplazarnos de un lado a otro.

De esta manera, si viajábamos a lugares en donde hubiera agua, podíamos encontrar a algunos Pokémon de ese mismo tipo como; un Squirtle, un Goldeen o un Horsea. Para atrapar a un Pokémon de fuego teníamos que buscar en el centro de la ciudad, cerca de lugares industriales, etc.

Aunque si bien es cierto que el juego ya no es tan popular a día de hoy, todavía sigue contando con una gran cantidad de jugadores a sus espaldas. Además, los desarrolladores siguen sacando nuevas actualizaciones, por lo que tenemos diversión para rato.

El principal problema de este juego es que a muchas personas no les gusta eso de tener que andar kilómetros y kilómetros para atrapar a un Pokémon, sino que quieren jugar de forma cómoda desde la tranquilidad de su casa.

Y es precisamente por ello por lo que van apareciendo métodos que nos ayudan a aprender cómo hackear Pokemon Go. El más habitual suele ser el de falsificar nuestra posición GPS para engañar al juego, haciéndole creer que estamos en una ubicación diferente a la que nos encontramos en realidad. También hay otros métodos como el de utilizar una partida en la que se hayan conseguido a todos los Pokémon u otros muy interesantes.

Si quieres aprender cómo hackear Pokemon Go, tan sólo debes de seguir leyendo.

Recopilación de métodos para hackear Pokemon Go

Falsear la ubicación GPS con ‘Fake GPS’

Antes de empezar con este método es importante que comprendas que a los desarrolladores de Pokémon Go no les gusta que lo utilices. De hecho, muchas cuentas han sido bloqueadas precisamente por esta razón. Después del baneo masivo que ha supuesto este método, los programadores de Fake GPS se han puesto las pilas para evitar que se puede detectar el uso de la app. Sin embargo, ten mucho cuidado, ya que no te garantizan al 100% que no se te vaya a bloquear la cuenta.

Lo primero que tenemos que hacer para iniciar este método es descargar la aplicación de Fake GPS. Esta app no es ilegal en sí misma, por lo que no tendremos que estar haciendo uso de mercados extraños para poder encontrarla ni mucho menos, sino que se puede conseguir directamente a través de Google Play, de una forma completamente gratuita. Se han reportado algunas incompatibilidades con el GPS del teléfono y la app, aunque, por lo general, funciona bien.

En el momento en el que la app ya se haya instalado, el siguiente paso será acceder a las opciones de desarrollo del terminal (lo más posibles es que ya lo tengas activado pero, por si acaso, vuelve a revisarlo). Para activar estas opciones tan sólo habrá que acceder a la ruta Ajustes -> Información del teléfono /acerca del dispositivo -> Información del teléfono-> Número de compilación. Sobre este último número habrá que pulsar 7 veces seguidas hasta que nos aparezca el mensaje de “Ahora eres un desarrollador”.

Cuando hayamos activado esta funcionalidad, en los ajustes nos aparecerá una opción nueva: “Ubicaciones simuladas”. También habrá que activarla porque, en caso contrario, la app no podrá realizar su cometido.

Entramos en la app Fake GPS y seleccionamos nuestro país.

Aparecerá un mapa de todo el mundo para que podamos elegir la zona en cuestión que queramos que el GPS detecte como la que nos encontramos en ese momento. Este mapa es muy sencillo de controlar, y es que tan sólo tendremos que hacer zoom sobre la zona en cuestión. Marcamos la zona y le damos al botón de reproducción situado en la parte inferior derecha de la pantalla.

Si lo hemos hecho todo bien, aparecerá una notificación en la zona correspondiente de tu sistema Android. Cuando queramos detener la app sólo tendremos que pulsar sobre la misma.

Con este proceso terminamos la configuración de “Fake GPS”.

Tan solo quedará entrar al juego. Si todo va bien, automáticamente nos llevará a la zona que hemos falseado, pudiendo ver todos los Pokémon de la misma.

Aunque algunas personas consideran este método poco lícito, hay que considerar que hay algunos Pokémon que tan sólo aparecen en determinados países. Y, aunque si bien es cierto que poco a poco van rotando y que tarde o temprano aparecerán en tu zona, el tiempo es indeterminado.

Recomendación: En principio, a día de hoy, es seguro utilizar esta aplicación, pero ésto no quiere decir que no tengamos que usar el sentido común. Si estás cambiando de ubicación de forma continua en un intervalo de tiempo muy reducido, como por ejemplo, que en un momento dado estás en Valencia y al poco en EEUU. No hay que ser un lumbreras para darse cuenta de que algo raro está pasando, por lo que la posibilidad de baneo de la cuenta será más que elevada.

Haz el cambio poco a poco, con cabeza y te evitarás muchos problemas.

Cómo hackear Pokémon Go para iPhone

Este método nos ayudará a hackear Pokémon Go en el caso de que trabajemos con un dispositivo que trabaje con sistema operativo IOS, considerado como el procedimiento más complejo hasta la fecha.

Para realizar este método hace falta que el teléfono esté rooteado (en iPhone se conoce com0o jailbreak). El problema de ésto es que, dependiendo de la versión de software que tengamos, ésto puede que todavía no sea posible, o bien que, el procedimiento sea muy completo (por ejemplo, podrían comprender hacer un downgrade; en otras palabras, reducir la versión a una que se pudiera desbloquear de una forma más sencilla). El escenario más sencillo es tener un iPhone en la versión de IOS 9.3.3.

No obstante, aunque hayamos tenido éxito con el rooteo del teléfono móvil, todavía tenemos que enfrentarnos a un gran problema y es que Pokemon Go ha sido diseñado para saber si hemos hecho jailbreak a nuestro teléfono; si lo detecta, no funcionará.

Afortunadamente, en este punto podemos utilizar una aplicación conocida como Ts Protector que precisamente nos servirá para ocultar este tipo de información.

¿El problema? Estamos hablando de una aplicación de pago, aunque hay que tener en cuenta que tan solo cuesta 1,99$ y que vale la pena hacer la inversión.

La aplicación que nos va a ayudar a falsear la ubicación en un iPhone se llama Location Faker. De la misma manera que la anterior, también tiene un coste de 2,99$.

Ahora bien, es una aplicación mucho más completa que la que teníamos para Android. Nada más ejecutarla, el GPS nos mostrará la ubicación del mapa en la que nos encontramos, pero para cambiarla simplemente arrastramos la posición y fijamos una nueva con la clavija verde. Cuando tengamos claro dónde nos queremos teletransportar, simplemente le damos al botón de ‘OFF’ lo que permitirá que el GPS real se desconecte y empiece a retransmitir el falso (el botón cambiará su texto a ‘ON’).

Si tenemos oculto el jailbreak y activado en segundo plano la app Location Faker, ya sólo nos queda entrar en Pokémon Go, hacernos con un buen número de pokeballs y capturar a todos los pokémon que se nos pongan al alcance.

¿Cómo hackear Pokémon Go sin miedo a que nos baneen la cuenta?

Los métodos anteriores funcionaban muy bien hasta que pasaron unos meses tras el lanzamiento del juego, sin embargo, fueron tantos los jugadores los que falsificaban su ubicación de GPS, que los desarrolladores de la misma decidieron tomar cartas en el asunto. De la noche a la mañana acabaron con miles de cuentas de a lo largo de todo el mundo y aunque si bien es cierto que existen otros métodos para hacerse con una nueva cuenta, no muchos de ellos funcionan.

De esta manera, una vez que hayamos terminado con cualquier procedimiento anterior, deberías echar un vistazo a este aparato, para evitar tener algún problema con la cuenta.

El problema de ahora es que la app de Pokémon Go tiene capacidad para detectar si en el S.O hemos activado la opción de “Ubicaciones Simuladas” (que ya hemos visto que se podía activar mejor desde “Opciones de Desarrollador”). No es complicado engañar nuevamente al juego, pero hay que saber cómo hacerlo.

¿Qué necesito para ocultar las ‘Ubicaciones Simuladas de Android?

Necesitamos contar con una versión de Android 5.0 o superior.

Tienen que estar habilitadas las opciones de “Fuentes desconocidas” y “Opciones de desarrollador” (si habéis hecho los métodos anteriores, ésto debería de estar ya activo).

Además, tenemos que contar con el módulo “Xposed” ya instalando en el S.O.

¿Pero qué es exactamente el módulo Xposed? Esta es la pregunta clave; y es que, si no estamos acostumbrados a rastrear con el S.O de Android, lo más probablemente es que no tengamos ni idea de a lo que se refiere.

El objetivo del módulo es precisamente ser capaz de evitar que el resto de apps puedan saber si está activa la opción de “Ubicaciones simuladas” (algo que no sólo te va a servir para engañar a Pokémon Go, sino a cualquier otra aplicación).

Instalamos Xposed cómo si fuera una aplicación normal y corriente. Lo ejecutamos y vamos a la parte superior, buscando la opción de “Mock Mock Locations” -> “Versions”. Pulsamos en la opción de Downloads (Descargas), marcamos en Install (Instalar), esperamos a que se descargue todo lo que haga falta y activamos el módulo.

El siguiente paso consiste en entrar a “Ajustes”-> “Modo” y seleccionar la opción de Único dispositivo. El objetivo de este paso es evitar que se pueda identificar la ubicación de nuestro GPS a través de ubicaciones que se reciben mediante la ubicación WiFi (y es que si fuera así, todo lo que hemos hecho hasta ahora no serviría de nada).

Y ya hemos terminado de engañar al sistema: si todavía no tenemos instalada la aplicación Fake GPS, la instalaremos siguiendo el método que hemos descrito con anterioridad, cambiamos la ubicación y empezamos a atrapar Pokémons.

Pero todavía tenemos que extremar las precauciones; si cambiamos la ubicación de forma regular, el juego reconocerá que estamos moviéndonos demasiado rápido, lo que se podría traducir como un baneo de tu cuenta (aunque, por lo general, este baneo será temporal).

¿Solución? Usarlo siempre con cabeza. Si queremos capturar a Pokémon que sólo salgan en UK, cambiamos la ubicación y pasamos un día por esa zona. Una vez que haya pasado el tiempo, volvemos a cambiar la ubicación, evitando problemas de esta forma.

¿Cómo hackear Pokémon Go con Fake GPS JoyStick (método actualizado 2017)?

Por el momento no se ha producido ningún hackeo por utilizar la app de Fake GPS JoyStick, por lo que son muchos los jugadores los que se decantan por ella. El único problema es que Google Play la ha eliminado de su lista de aplicaciones, lo que entraña que nos tendremos que buscar la vida con métodos alternativos.

Para usarla habrá que seguir el procedimiento de entrar a la información del teléfono y activar el modo de desarrollador (para así activar las ubicaciones simuladas). No estaría de más instalar también el módulo Xposed (aunque los desarrolladores de la app aseguran que no es necesario).

Sabemos que Niantic está buscando una solución para acabar con este tipo de apps, intentando identificar algún rastro que deje su uso pero, hasta el momento, no ha conseguido nada.

Diferentes métodos que te ayudarán a hackear Pokémon Go para que consigas completar la Pokédex de una vez por todas, para convertirte en el líder de todos los gimnasios de tu zona, o simplemente para explorar al máximo todo lo que este juego todavía es capaz de poder ofrecerte.